debate2

Preocupa a Coparmex nuevo contenido de libros de texto gratuitos

EDUCACIÓN

El organismo empresarial considera que la elaboración de su contenido e ilustraciones no debe estar en manos de “inexpertos”.

Información Libia Bucio

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), se unió al desacuerdo expresado esta semana por la Asociación Mexicana de Libros de Edición, al asegurar que la convocatoria emitida por la Secretaría de Educación Pública (SEP) para rediseñar los libros de texto gratuito de nivel primaria, “propiciará la improvisación en el contenido educativo”.

Así lo indicó en un comunicado José Medina Mora, presidente de la Coparmex, quien solicitó a las autoridades educativas integrar a un grupo de expertos en la materia, para que, bajo un análisis profundo, lleven a cabo esta tarea en los tiempos adecuados.

“Hasta el momento no se ha aportado información sobre las variables que se tratarán en el contenido educativo, situación que es preocupante por el sesgo ideológico o temático que podría incluirse en los libros de texto, los cuales deben mantener su neutralidad”.

El líder empresarial insistió que están a favor de la actualización permanente de los materiales educativos que beneficia a los niños y jóvenes, no así de convocatorias apresuradas, sin análisis o debate previo entre especialistas.

Recordemos que la SEP por primera vez abrió este tipo de convocatoria el pasado mes de marzo para que participaran aquellos interesados en crear el contenido de los nuevos libros, en lugar de contratar a expertos en pedagogía y diseño editorial, como se ha hecho en sexenios anteriores.

Según información emitida por la SEP, a dicha convocatoria se inscribieron 2,650 personas, con estudios de maestría, licenciatura, doctorado y pasantías, de las cuales fueron elegidas mil 882, mismas que en cinco días, crearon el contenido de los nuevos libros de texto gratuito que serán entregados el próximo mes de agosto.

Cabe señalar que ni en el contenido didáctico ni en el diseño visual será pagado por la dependencia, al argumentar que “estamos en un periodo electoral, por lo que cualquier entrega de dinero podría malinterpretarse”.